El marketing moderno es acerca de sentimientos y emociones: tips de un experto


Con anterioridad en Webirix hemos hablado acerca de las teorías de Seth Godin, un académico y emprendedor que hoy en día es considerado uno de los filósofos más importantes en el mundo del marketing.

Sus libros, tan cortos cómo interesantes, tienen el hilo conductor de que la mercadotecnia moderna debe dejar de ser tan rígida y pensar más en el consumidor, tenerle más fe y apelar a su inteligencia.

Seducirlo no es posible con teoría de 1960, y por eso -por ejemplo- se necesitan campañas o alternativas un tanto raras y notables para destacar.

En esta ocasión, retomamos de su libro Esto es marketing algunas ideas generales:

  • El mejor marketing es el que resuelve los problemas de otros (los compradores, claro).
  • No es vender, insiste, es resolver problemas.
  • El consumidor moderno no quiere sentirse coaccionado o manipulado.
  • Además, tenemos que tener en cuenta que existe una especie de consumidores hiperinformados.
  • La competencia es mundial, por medio del e-commerce.

En El Economista encontramos más información acerca de estos planteamientos de Godin y cómo pueden ser aplicados en las empresas:

El papel del especialista del marketing hoy se trata de entender que la gente no quiere lo que ellos buscan ofrecer, sino las emociones que les hacen sentir. Es cuestión de establecer relaciones, contar historias y crear experiencias.

Los sentimientos ofrecidos son los mismos, sólo que se muestran diferente dependiendo de los servicios o productos. Por ello, si se es capaz de aportar a alguien un sentimiento de pertenencia, relación con los demás, paz mental, estatus o cualquiera de sus emociones más deseadas, el especialista habrá hecho algo que vale la pena.

“Lo que vendes no es más que un camino para conseguir estas emociones y, cuando nos centramos en las tácticas y no en los resultados, decepcionamos a todo el mundo. Las dos preguntas que deberían guiar todas las emociones son ‘¿para quién es esto?’ y ‘¿para qué es esto?’. Al final, se trata de inventar soluciones nuevas que funcionen con emociones viejas”, enfatiza.

Un ejemplo claro, del que hablamos hace poco en Webirix, fue el de Burger King con su campaña sobre hamburguesas hechas con carne vegana.

Usaron su posición de segundo lugar para una serie de anuncios innovadores que en un principio no hablaron sobre las propiedades de dicho producto, sino que levantaron empatía con la audiencia. Al final cerraron con un vídeo musical que realmente no vende el producto, sino el ideal de Burger King como una cadena eco-friendly y de vanguardia. ¡Aunque no vayas a comer nunca carne vegana!

Godin habla sobre una promesa de venta, la cual nunca debes romper. ¿Ya ves por qué hablamos tanto de emociones?

También, hay un subtexto de realismo: posiblemente no llegarás a todos, y tampoco buscas eso. Sólo quieres vender a las personas realmente interesadas. Esa es la gente necesaria.

“Un faro de luz generoso con la gente”, dice Godin acerca de las ejecuciones publicitarias que deberíamos estar viendo más.

A manera de picarte para que leas el libro, te dejamos con 3 puntos que debes tomar en cuenta como especialista en marketing (o que tú como jefe debes pedir a tus marketeros):

  • Lo que tu dices no es tan importante como lo que dicen de ti: Monitorea y actúa en consecuencia.
  • Debemos ser contadores de historias, siempre.
  • Ni tu producto o historias apelan a todos. Lo mejor que puedes hacer es pensar ¿para quién es?. Y trabajar desde ahí.

Vía El Empresario

PARA VER

Previous Entrevista / Juan Manuel Ávila, CEO de TOP Energy: Futuro Verde y Bienestar Social en una empresa Best Place to Work
Next La facturación electrónica y su importancia en la actualidad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.