¿Cómo hago que mi celular siga manteniendo su precio para reventa?


______

______

O mejor dicho, trucos para revender mi móvil

La vida de un teléfono celular hoy en día es muy diferente a la de la misma categoría pero hace 10 años. Incluso que hace 5 años.

En 2010 era lunático pensar que se pagarían más de 20 mil pesos por un aparato, estar atado a plazos de 36 meses o incluso el que fuera para todos el tener un plan.

______

______

___

En 2019 es un gasto similar al de una pequeña rentita. O en el caso del iPhone más nuevo, hasta 1/4 de lo que muchos pagan por un auto. Los teléfonos de gama alta de casi 28 mil pesos son la norma, mientras que gama media es un limbo de los 6  18 mil pesos.

Es por eso que la reventa de un modelo anterior o pasado de moda es un paso realmente doloroso e importante a la hora de actualizar por contrato con el carrier  (operador, pues, como AT&T o Telcel). Primero que nada, no hay que deprimirse porque un teléfono de hace 2 o 3 años no se puede comerciar en más de 4 mil pesos mexicanos. Sólo hace falta aceptarlo.

Y para sacar el máximo valor a un celular usado para reventa, te tenemos los siguientes consejos que vimos en CNET:

  • Compra un case de inmediato. De preferencia de silicona o gel, para amortiguar los golpes. Un teléfono de entre 5 y 28 mil pesos es una inversión que incluso amerita aquellas fundas oficiales de Apple o Samsung de casi 1 mil pesos.
  • El mentado cristal templado que siempre te ofrecen en la Plaza de la Tecnología sí sirve para algo: evitar que se raye la pantalla o disminuir el daño dramáticamente durante caídas. Busca también alternativas en tiendas oficiales o Mobo, lo que más puede depreciar tu teléfono es un rayón feo en la pantalla o partes metálicas.
  • Un comprador puede motivarse por cosas como la caja original, tarjetitas y hasta las estampas. Puede parecer bobo pero no está demás mantener todas la papelería y caja en estado idóneo. ¡Sólo te quitará espacio en ese cajón donde guardas la ropa que nunca usas!
  • Puedes aumentar el valor al conservar también todos los accesorios que ya no uses pero tu teléfono sí. Por ejemplo, si te vas a deshacer de un iPhone con jack de audífono común, puedes considerar paquetear accesorios del estilo si vas a mudar tu vida a USB-C o Lighting. Así aumentarás unos cientos de pesos, por regalar cosas que no ibas a usar de todos.
  • Invertir menos de mil pesos, puede ser la diferencia. Por ejemplo, los centros de carga defectuosos comunes en los iPhones modernos o incluso rayones en la pantalla. Entrega así un móvil sin detalles para lograr la ansiada estética de diez.
  • Una ventaja de la que pocos hablan es que al ser un aparato legal y de un sólo dueño, tienes la posibilidad de entregarlo limpio (literal y figurativamente), con la memoria vaciada , sin cuentas de Google o iCloud (a diferencia de muchos móviles chuecos en los mercados en línea) y con la confianza al comprador de su legitimidad. No olvides respaldar todas tus fotos y desvincular absolutamente tus cuentas.

Vía CNET

______

______

Previous Jugar por streaming ya es el futuro de los videojuegos
Next Conoce la demanda de una startup hacía Google por romper su lema de 'Don't be Evil'

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.