7 ventajas de tener tu plataforma propia para vender en línea


Si antes de la pandemia del COVID-19 seguías confiando en promover las ventas digitales de tu negocio por medio de plataformas informales como Facebook Marketplace o mensajes por WhatsApp, seguramente los meses recientes te han convencido de que una mejor administración y sistema de ventas en línea son posibles por medio de la plataforma adecuada.

En KIUBIX, empresa mexicana, tienen una oferta atractiva y que la verdad es más barata que Shopify. Te recomendamos checarla, y para que te acabes de convencer, aquí tenemos 7 ventajas de entrarle al e-commerce en forma:

1. Te pueden compran en cualquier momento

No solamente hablamos de días especiales como en el Buen Fin o durante las rebajas de enero, regreso a clases o ventas estacionales.

Hacemos referencia, especialmente, a que tu tienda online se encontrará abierta para cualquier cliente las 24 horas durante los 365 días del año. Eso evita perder una venta por no contestar un mensaje a tiempo, ya que si administras bien tus inventarios (como es posible con Adminit, el software de administración de KIUBIX) no habrá problema en tener las ordenes listas para surtirlas.

Por ello es importante contar con una plataforma de venta online siempre, y no solamente en momentos concretos. No obstante, si quieres ser especialmente cuidadoso en fiestas navideñas, aquí tienes 5 consejos para vender más en tu tienda online durante la Navidad.

1- Reduces tus costes

Para disponer de una tienda online no es necesario que tengas todos tus productos presentados en un espacio físico. De hecho, existen distintas empresas que operan por Internet en la que solo muestran todo su inventario a través de de su comercio electrónico.

Esto implica no solamente ahorrar al no necesitar un alquiler o compra de local, sino además todo lo que ello implica de luz, Internet, etc. O si quieres disponer de uno para que los clientes dispongan de un espacio físico, no es necesario que sea tan grande como todo lo que ofreces. En cualquiera de los casos, estarás reduciendo tus costes.

2- Vende sin restricciones geográficas, como tú decidas

Directamente relacionada con el punto anterior, este hecho te permite poner a la venta tus productos en cualquier parte del mundo. No tendrán la necesidad explícita de viajar a donde estás para ver qué es lo que ofreces.

Además, con esto se eliminan así todo tipo de barreras tango geográficas como lingüísticas. Tu comercio electrónico traducido a los distintos idiomas permitirá que puedan comprar en él desde distintos países.

3- Personaliza su experiencia de compra

Si hay existe una de las claras ventajas de tener una tienda online, esa es la de poder conocer (y monitorizar) qué es lo que hace tu consumidor. De forma física, sería muy incómodo que un potencial comprador entrase a tu tienda y estuvieras todo el tiempo detrás de él preguntando qué es lo que quiere o por qué no adquiere tu producto.

El ecommerce te permite, por ejemplo, saber en qué momento del proceso dejó la compra a medias e incluso recordar que lo dejó a la mitad enviándole un correo. Esto, además, te puede servir para mejorar su experiencia de compra para otra ocasión: acortando los pasos hasta finalizar el pedido u ofreciendo a ese comprador productos de similares características.

4- Fidelización del cliente

El punto anterior está directamente relacionado con el de la fidelización del consumidor. Conociendo su conducta a la hora de comprar, las veces que ha hecho un pedido en tu tienda online, etc, podrás fidelizarlo ofreciendo descuentos exclusivos o campañas destinadas a sus necesidades.

Esto repercutirá positivamente en el negocio, ya que las recientes estadísticas hablan de hasta un 80% de usuarios que no vuelve al ecommerce donde su experiencia de compra es negativa. Por lo tanto, y ahora más que nunca, es primordial ofrecerle una buena experiencia de usuario a la hora de fidelizar un cliente.

5- Recibe feedback de los productos

¿Siempre has querido saber qué opinan los consumidores de lo que vendes para poder ofrecer más o mejorarlo? Pues la tienda online te permitirá recibir ese feedback para que puedas implementar mejoras en tu negocio. Mediante valoraciones de estrellas, con la posibilidad de dejar comentarios…

Además, el cliente se sentirá escuchado tras su compra. No hay mejor forma de agradecerle la confianza de adquirir los productos de tu empresa. Es más, si ofreces calidad no tendrás nada de qué preocuparte. Posibilitar un canal directo donde los demás vean qué pueden esperar de un determinado bien adquirido es un gran ejercicio público de confianza en tu negocio.

6- Mejora la imagen de tu negocio

De entre las ventajas de tener una tienda online, no cabe duda que también se encuentra la de mejorar la imagen de tu empresa. Ofrecer una buena plataforma de venta a través de Internet a los usuarios va a dotar a tu empresa de una gran apariencia corporativa.

No solo demostrará estar actualizada, sino que mostrará interés por facilitar la compra al consumidor. Por ejemplo, le evita desplazamientos al lugar físico de venta y le permite comparar precios desde casa. Además, gracias a lo que hemos mencionado como la fidelización o el feedback, podrás hasta implementar mejoras en tus productos que los clientes valorarán positivamente.

7- Máxima seguridad de las transacciones

A día de hoy, operar por Internet es casi más seguro y fiable que hacerlo en una tienda física. Desde tu casa, sin que nadie espíe tu número secreto ni tu tarjeta de crédito. Eso sí, la página web del comercio electrónico ha de contar con un certificado SSL, como el que ofrece KIUBIX.

Anterior Gran idea: Incluye testimonios en la portada de tu tienda en línea
próximo ¿Cómo es el consumidor post-pandemia? Una guía para entenderlo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.